Juegos de madera de colores para niños

Juegos de mesa para trabajar la agudeza visual con niños

Elena García Rubio, Optico Optometrista especialista en visión infantil, y Ana María Calahorro, compañeras ambas del Centro Óptico Paracuellos son las autora del artículo publicado en la edición digital de la revista Ser Padres "Juegos de mesa para trabajar la agudeza visual con niños".

A continuación reproducimos parte del artículo aparecido en Ser Padres invitando a todos los interesados a que lo hagan en su integridad en el siguiente enlace: Ser Padres

La visión se desarrolla en un proceso de aprendizaje que se inicia en el momento en que venimos al mundo. Cómo todos los aprendizajes, se puede estimular mediante juegos y actividades que trabajen habilidades visuales motoras, sensoriales, perceptuales y de integración de la visión con otros sentidos y con el sistema motor.

Si las habilidades visuales motoras y sensoriales son adecuadas, los ojos “envían” al cerebro imágenes nítidas y bien coordinadas, de modo que vemos una única imagen en 3D perfectamente enfocada. A partir de ahí, son las habilidades visuoperceptuales las que se encargan de organizar y procesar la información visual que llega al cerebro (niños con buenas habilidades motoras – que en los exámenes visuales ven muy bien- pueden tener dificultades de aprendizaje si sus habilidades visuoperceptuales no están bien desarrolladas); la coordinación con otros sentidos nos permite ampliar la información recibida por vía visual relacionándola con la información que reciben los otros sentidos; y la coordinación del sistema visual con otros sistemas motores permite dar una respuesta motora a una información visual si eso fuera preciso.

Hace unos días os hablábamos de la ‘terapia visual’ o entrenamiento visual como tratamiento para fortalecer la vista desde la infancia. Os contábamos que se trata de una serie de ejercicios llevados a cabo por un especialista y que, incluso, puede acabar con dificultades del aprendizaje o con síntomas oculares asociados a determinadas tareas que pueden producir bajo rendimiento académico, laboral y deportivo.

Acceder al artículo completo en SER PADRES