Diabetes

Riesgo de ceguera en enfermos de diabetes sin diagnosticar

Todas las enfermedades son malas, pero son aún peor cuando no están diagnosticadas por que entonces sus daños no se pueden controlar. Este es un caso preocupante en el caso de la diabetes.

Se calcula que en España hay en torno a 6 millones de personas que padecen diabetes.  El problema es que cuatro de cada diez lo desconocen. Y, lógicamente, si lo desconocen, no pueden tomar medidas.

El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO) advierte que alrededor de 2,5 millones de personas en España podrían sufrir ceguera provocada por una diabetes que desconocen que padecen.

La diabetes está vinculada al aumento de afecciones cardiovasculares, insuficiencia renal y amputación de miembros, pero además de ello es una enfermedad que puede derivar en una complicación ocular. Esto se debe a que provoca el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina como consecuencia de los altos niveles de azúcar en sangre.

Determinar a tiempo la existencia de los problemas oculares ocasionados por la diabetes es vital para mantener una buena salud óptica. Las revisiones periódicas, además de seguir unas pautas de vida sana, ayudan a detener el proceso de pérdida de vista. Alimentación sana y variada, ejercicio físico, evitar alcohol y tábaco, y ,por supuesto, unas revisiones regulares de vista son fundamentos para el cuidado de nuestra vista.

El óptico-optometrista podrá aconsejar al paciente el tratamiento más adecuado para recuperar la máxima capacidad y agudeza visual en aquellos casos en los que se haya perdido. Además, controlar la glucosa en sangre y la presión arterial es fundamental para preservar la salud de los ojos.